Paredes Mojadas

ParejaA ti, por sugerirme el test del espejo.

Húndete todo dentro de mí

Y descubre mis paredes mojadas.

Siente como te deslizas por las entrepiernas

Por la hendidura,

Por este poema inconcluso.

Hay agua en las paredes.

¡Cálmame la sed!

 

Anuncios

La escuela de mi existencia

RSCN4487Muchos de los que me leen han dejado en mi buzón mensajes para que escriba algo lindo por el Día de las Madres… Confieso que no puedo. Hoy, al menos hoy, no puedo.

Un sábado cargado de trabajo. Tres crónicas, un reportaje, dos informaciones, y algún rato para la poesía -poesía que no completo- cuando el tema de las personas indolentes de mi reportaje, la producción de frijol en Artemisa de mi noticia, y la realización del sonido de mis crónicas sobre la maternidad me dejaba abrumada. Ese rato para la poesía aliviaba mi sentir.  Confieso no sentirme bien. Al menos hoy tendré insomnio, ataques de ansiedad, tristeza y duda. Bela tiene fiebre.

¿En que pensaba? En mi hija.

Penssaba en mi hija desde que mi madre llamó a cabina para decir que tenía fiebre de 38. Pensaba en mi hija porque el periodismo emana una constancia que a mí me sobra pero la maternidad emana un amor ilimitado y yo hoy he estado desconcentrada en la oficina.

Mi hija hoy ha tenido fiebre. Mañana no sé si estará aún enferma.Creo que está enfermita del estómago.

La maternidad, un tema que si de escribir se trata llenaría mucho más que un blog… Mi maternidad, al menos así lo siento hizo a mi vida girar de forma circunferencial... Sigue leyendo

Eva

Mujer sensualUna costilla

Unas curvas salvadoras

Unos ojos que embrujan

Unas piernas que convocan

Una cintura que incita

Unas tetas…

Una costilla

Unos muslos contorneados

Un cabello que la exhibe más sensual

Unas rodillas perfectas

Una espalda estrecha que acentúa su feminidad

Unas nalgas…

Una costilla, unas tetas, unas nalgas…

Un sol que provoca…

Una boca que conquista.

Una virgen pecadora

Ella es Eva

Eva soy yo.

 

Mi casa huele a mujer

Mujer ecografía– Es niña. Dijo mirando fijo al monitor de la máquina con que hacía la ecografía.

– ¿En serio Doctora?

– Si; se ve muy bien definida, es hembra, es mujer. Estoy segura de que es femenimo el sexo de tu bebé.

Fue la mejor noticia que recibí en mis cuarenta y una semanas con tres días de embarazo, luego de saber que mi hija habia nacido sin problemas aquel siete de junio.

Que el bebé fuera niña implicaba que mi casa se vistiera de mujer. Seríamos cuatro 😉 Sigue leyendo

Soledad

mujer solaY algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad.

Joaquín Sabina

Es domingo por la tarde. No tengo ganas de escribir ni de leer ni de hablar…

Extraño un beso, un abrazo, el sabor de dormir protegida, el olor a hembra que destilo cuando me creo enamorada… Extraño unos ojos, un cuerpo que acariciar… extraño un amigo, un amante.

Extraño…

Es domingo por la tarde y creo estar medio loca. A una mujer como yo -por las razones que sea- le ha tocado la condena de la soledad.

Yo, simplemente soñé

erotismoPorque siempre hubo clases y yo
soy el hombre invisible
que una noche soñó un imposible
parecido al amor.

Joaquín Sabina

Si yo había soñado que tus labios oprimían con fuerza mis pechos, que besabas con ellos todo mi cuerpo de hembra, que agarrabas mi cintura y la apretabas para, de espaldas, hacerme el amor…

Si yo había soñado que no bastaba una vez, si había soñado que querías multiplicar un encuentro y otro, si había soñado que al ponértelo bien duro ya tu eras una fiera y yo un demonio encima de ti, si había soñado que no querías perderme; (Y te fuiste).

Si yo simplemente soñé… ¿qué rayos hago para calmar mis ganas?

Ayer… Vaya el mundo al carajo!!!

Te vi… y yo no buscaba a nadie…

Fito Páez

SombrasAyer lloré la muerte de Teresita Fernández como si la hubiese llorado el gatico Vinagrito y el Ratoncito del Farol. Y es que por mi pequeña Isa, ahora vivo rodeada de canciones infantiles, de las clásicas princesas de Walt Disney y de personajes como Dora y Diego.

Ayer, hubo un momento en el estaba loca porque fuera hoy para llamar a mi papá en el día de cumpleaños 58 y decirle que su nieta y yo lo amamos mucho.

Ayer, me sentía linda y sexy ante los ojos de muchos. Ayer tenía unas ganas tremendas de escribirle una crónica a mi hija, a mi mamá, a mi pueblo –cualquiera de los dos; o tres- a mis años de nostalgia…

Pero en algún momento- ayer- mis ojos miraron a yo no sé que parte y me sentí sola. Sentí que -él- estaba sin estar. Sentí que lo tenía atravesado en mi cabeza y mi garganta como dijo Galeano en una de sus frases.

Ayer recordé que nunca tuvimos sexo. Recordé que hacíamos el amor, aunque esto último parezca una utopía, recordé que decía besarme como hacía tiempo no besaba, recordé que me mojaba toda cuando sus manos grandes y suaves rozaban el borde de los labios de mi vagina. Sigue leyendo