La escuela de mi existencia

RSCN4487Muchos de los que me leen han dejado en mi buzón mensajes para que escriba algo lindo por el Día de las Madres… Confieso que no puedo. Hoy, al menos hoy, no puedo.

Un sábado cargado de trabajo. Tres crónicas, un reportaje, dos informaciones, y algún rato para la poesía -poesía que no completo- cuando el tema de las personas indolentes de mi reportaje, la producción de frijol en Artemisa de mi noticia, y la realización del sonido de mis crónicas sobre la maternidad me dejaba abrumada. Ese rato para la poesía aliviaba mi sentir.  Confieso no sentirme bien. Al menos hoy tendré insomnio, ataques de ansiedad, tristeza y duda. Bela tiene fiebre.

¿En que pensaba? En mi hija.

Penssaba en mi hija desde que mi madre llamó a cabina para decir que tenía fiebre de 38. Pensaba en mi hija porque el periodismo emana una constancia que a mí me sobra pero la maternidad emana un amor ilimitado y yo hoy he estado desconcentrada en la oficina.

Mi hija hoy ha tenido fiebre. Mañana no sé si estará aún enferma.Creo que está enfermita del estómago.

La maternidad, un tema que si de escribir se trata llenaría mucho más que un blog… Mi maternidad, al menos así lo siento hizo a mi vida girar de forma circunferencial...

Nunca pensé tener a Bela. Al menos no pensé tenerla a un año de haber terminado la universidad. Quería un solo hijo, una sola vez en la vida a los 35 años dedad y quería tener una hija, sí una hembra.

Hoy a dos años de estrenarme como madre, a dos años de haberme conocido, a dos años de sentir las vibraciones más lindas, de ver los ojos más lindos, de llorar por un catarro, de llorar porque la ingresan, de llorar porque ella llora cuando la inyectan, de llorar cuando tengo que llamarle atención y ella me pone carita; una carita que mueve todos mis sentimientos ; siento la vida mejor.

Hoy cuando siento que tengo la dicha más grande, cuando siento que me basto sola para hacer por ella, cuando siento que su abrazo es lo que me fortalece de algún tropiezo, cuando la escucho llamarme por mi nombre o cuando me dice “ma-ma”; percibo las energías más positivas. Soy mejor ser humano.

Dormir con ella, jugar a tirarnos agua, a halarnos los pelos y gritar “Auxilio” yo y ella “Alixiooo”,  tirarnos la pelota,  saltar,  cantar las canciones que ya casi había olvidado y he tenido que volver a retomar,  son la mejor experiencia que me ha tocado vivir…

Y ahora que he sido capaz de entender todo, imagino a mi madre haciendo lo mismo conmigo a mi edad e imagino a mi abuela haciendo lo mismo con mi mamá.

Mi maternidad ha sido la escuela de mi existencia. Creo que no hay una madre, que se sienta madre con mayúsculas, que pueda pensar diferente.

Anuncios

6 comentarios en “La escuela de mi existencia

  1. YO FUI YOA DE LAS Q TE PEDI ALGO LINDO PARA MI MAMI PERO SE POR ESPERIENCIA Q CUANDO LOS NENES ESTAN ENFERMOS UNO NO ATINA A NADA MUCHAS VECES NOS CANSAN CON SUS TRAVESURAS PERO AL VERLOS ASI ENFERMITOS Y TRISTES DAMOS LA VIDA POR VERLOS CON ALGUNA OCURRENCIA FELIZ Y SALTANDO Y VIRANDO LA CASA PATAS ARRIBA Q BELA SE PONGA BIEN RRAPIDITO PARA TENERTE AL 100 OTRA VEZ Y FELIZ DIA DE LAS MADRES ATRASADO

    • jajaja 😀 Gracias Danay… es así, lo que tiene es amigdalitis, le pusieron benzatinica… ya la fiebre ha bajado, espero mañana esté mucho mejor y pueda incorporarse al círculo 🙂 Besos… GRacias miles por leer 😉

    • Yanara q cosas tan lindas me dices… comentarios como este tuyo hace que siga teniendo razones de abril para escribir, porque un dia lo dije “escribir es vivir”… 😉 Besitos miles, gracias por leer, y de paso comentar… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s