We’re gonna get it

 

mujer-lirio

Foto: Tomada de Internet

Cuando vengas por mí
no me hartes
con discursos de amores
ni de única mujer
ni de lo jamás sentido;
Si acaso,
jadea/suda/
muérdeme/estrújame
mírame.

Cuando vengas por mí
no me prometas,
no me idolatres,
no me ames,
no te quieras casar conmigo,
no me quieras llevar
para luego verme en el humo del café.
No te duermas en los montes de
mis senos pequeños e imperfectos,
no te rías,
no me abraces,
no quieras hacer milagros con tu boca
en el oasis de (mi) placer,
No te quieras llevar mi yo contigo
ni escribas mi nombre en
el dorso de tu tarjeta
después.

Cuando vengas por mí
veme sabiendo
impúdica,
coqueta,
loca,
entretenida
espontánea
sencilla.

Cuando vengas por mí
Tú,
jadea/suda
muérdeme/estrújame
¡mírame!
y solo ayúdame a encontrar el talismán que lancé al pozo.

Anuncios

Lecturas

CUERPO-MUJER-ABRAZADOAún cierra los ojos y ve esas letras:

No temas, nada malo puede suceder ¿Por qué lo sabes? Instinto

Yo lo estoy disfrutando ¿Lo que me sucede a mi? Lo que nos sucede

 ¿Y qué hay que hacer para merecer eso? ¿Te gustaría merecerlo? Merecerlo no, tenerlo Pero te hablo de un abrazo mío Yo también te hablo de un abrazo tuyo…

Entonces cuando vuelve a cerrar los ojos, su mirada la desnuda, sus manos le apresan la cintura estrecha, y lo ve -otra vez- encima de si casi a punto de…
Hay lecturas en la vida que son hechas desde la primera vez como algo “interesante”, y el placer de saberlo cerca, ha sido mucho mejor que los orgasmos -y el abrazo- que todavía siente.

Sentimiento visceral

amantes“No me preguntes esas cosas ahora. Déjame en paz. Me gustas. Te amo cuando estás en la cama conmigo. Una mujer es una cosa adorable cuando se la jode a fondo y el coño es bueno. Te amo, amo tus piernas, amo tu forma, y amo todo lo que tienes de mujer. Me gusta la mujer que hay en ti. Te amo con el cuerpo y con el corazón. Pero no me hagas estas preguntas ahora. No me hagas hablar ahora. ¡Déjame en paz! ¡Déjame en paz!”

David Lawrence, El amante de Lady Chatterley.

Sí. Me gusta. He soñado estar en la cama con él y la tierra ha temblado. No solo es hacer que te mojes, que te excites, que resbale y encaje bien en tus paredes. Eso cuenta, pero no es lo más importante. Cuando un hombre te hace sentir electricidad, es algo difícil intentar a olvidarlo.

La queda de las invenciones

unicornio-alado“Mi unicornio azul ayer se me perdió,
pastando lo deje y desapareció”

Silvio Rodríguez

Llegó. De blanco y a galope llegó en una primavera que le hizo sacar sus alas y volar.

-¿Volar? Preguntó élinseguro.

-¿No lo has visto? Llegó a ti. ¡Es un unicornio! Dijo ella del otro lado del teléfono.

-No puede volar -sostuvo él- tiene miedo.

-Te estoy diciendo que llegó. Mira la luz. Busca el misticismo en el albor que hay detrás de la puerta. Ábrele, ahí está. Esperando verte temblar cuando le abraces, esperado por tus orgasmos, los orgasmos que te arrebatan cuando tu pensamiento no le pertenece a más nadie, sino a esa criatura mística.

-¿Lo viste?

Como un volcán en erupción ya estaban fundidos en aquellos orgasmos densos Sigue leyendo