La escuela de mi existencia

RSCN4487Muchos de los que me leen han dejado en mi buzón mensajes para que escriba algo lindo por el Día de las Madres… Confieso que no puedo. Hoy, al menos hoy, no puedo.

Un sábado cargado de trabajo. Tres crónicas, un reportaje, dos informaciones, y algún rato para la poesía -poesía que no completo- cuando el tema de las personas indolentes de mi reportaje, la producción de frijol en Artemisa de mi noticia, y la realización del sonido de mis crónicas sobre la maternidad me dejaba abrumada. Ese rato para la poesía aliviaba mi sentir.  Confieso no sentirme bien. Al menos hoy tendré insomnio, ataques de ansiedad, tristeza y duda. Bela tiene fiebre.

¿En que pensaba? En mi hija.

Penssaba en mi hija desde que mi madre llamó a cabina para decir que tenía fiebre de 38. Pensaba en mi hija porque el periodismo emana una constancia que a mí me sobra pero la maternidad emana un amor ilimitado y yo hoy he estado desconcentrada en la oficina.

Mi hija hoy ha tenido fiebre. Mañana no sé si estará aún enferma.Creo que está enfermita del estómago.

La maternidad, un tema que si de escribir se trata llenaría mucho más que un blog… Mi maternidad, al menos así lo siento hizo a mi vida girar de forma circunferencial... Sigue leyendo

Anuncios

Graduarse

Graduación“El periodismo… es para crear, para ayudar al ser humano en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”

Julio García Luis, 1988

Me gradué el 15 de julio de 2011. Graduarse, mira cosa esa que te hace crecer. Bueno, cuando digo crecer es crecer en ideas y pensamientos. Madurar, ver las cosas y tratar de entenderlas desde diferentes puntos. No que por graduarte de periodismo en la Universidad de La Habana ya en los primeros años te “ganes” una misión y la gente te vea más, te escuche más o te lea más por eso; o que por graduarte de Periodismo te adueñes de un blog y te hagas “público” o “nombrado” en el mundillo de Internet y las nuevas tecnologías.

Graduarse en Cuba y hacer Periodismo en Cuba implica pertenecer. Sentir esa cosa que te desvela cuando hay algo que ves y “no te cuadra” y quieres -como buen periodista y buen cubano de a pie- publicarlo hasta en el alta voz del DJ que pone música en la plaza. Sigue leyendo

Lo que no entiende mi mamá

celularDice mi mamá que esto de las nuevas tecnologías ha venido a joder los valores de la sociedad; y puede no estar errada en parte de lo que plantea.

Ya las personas no se visitan, se envían correos electrónicos; ya nadie quiere hablar face to face; intercambian mensajes via chat; muy pocos llaman para decir “me haces falta”, te dan una llamada perdida y dejan que lo supongas cuando revises el buzón.

Pero mi mamá exagera. Para ella Facebook y WordPress me tienen la vista casi jodida y el celular es un aparato que solo viene a traer problemas entre las parejas (lo dice porque tuve un novio muy celoso que se ponía de todos los colores cuando sentía mi movil vibrar).

Anoche, mientras trataba de conciliar sobre la mesa la idea de un reportaje, no resistí tomar mi Nokia aguantapalos y enviarle un mensaje secreto. Quizás ni se haya enterado que lo pensaba tanto -hasta ahora que me lea- y que, al estilo de Sabina, yo estaba sin él oscura (o) como un túnel sin tren expreso y negra (o) como los ángeles de Machín…   Sigue leyendo

Encrucijada

FotoEstudio7

Solo el amor convierte en milagro el barro…

No recuerdo exactamente el horario de las geniales clases que impartía Raúl Garcés (a mi juicio uno de los mejores profes de FCOM); solo sé que me vestía bien rápido en la beca para no llegar tarde al aula cuando tocaba Periodismo Radiofónico. Me quedaba lelita mientras el profe hablaba.

¿Iguales o diferentes? Así se llamaba el reportaje con que el equipo integrado por Yudi, Yadira, Yesel, Oneidys, el “tente Miranda”, el “Pupi” alias Yosmer y yo, terminamos el semestre de Radio. Se trataba de analizar el comportamiento de la transexualidad en Cuba. Y vaya tema!!! Trabajo nos costó el reportajito!!!!! Sigue leyendo