Ley de infortunio

pies de mujerViene la ola y crea un torbellino bajo sus pies. Es un transitar expectante. La ola llega, la moja, la sacude, la revuelca… De lejos la divisa ir y venir. Juega con ella. Una vez en la orilla, la ola rompe contra su cuerpo. Chocan. Pero vuelve ese zigzag que se la lleva. El torbellino bajo sus pies se aleja en ese contoneo. De lejos, divisa el montón de espuma. Se prepara. Se lanza. Busca permanecer. Viene la ola y la abraza, la ahoga, la liquida. No hay testigos. Una mujer se ha muerto en el mar mientras retozaba con las olas.

Del otro lado vive un hombre que espera hace diecinueve años, diez meses y tres días una respuesta al mensaje anterior. Acaba de conocer de una muerte abrupta cuando abrió el mensaje de la botella. Una vez en la orilla viene la ola y crea un torbellino bajos sus pies. Hoy es él quien juega con la ola y deja que lo abrace, lo ahogue, lo liquide…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s