Terribles confesiones de un zombi

hoja con bolígrafo

“No hay nostalgia peor”…

Me he quedado vacía. Ya no tengo letras que cazar… y este teclado que me sabía de memoria ahora me parece torpe, nauseabundo… verdaderamente absurdo. Ya no hay crónicas, y esas ocurrencias medio locas que un día (le) escribía se acostaron a dormir. Ya no hay poesía que salga; y no hay palabras porque todas -he llegado a este punto- me parecen ilógicas.

Ya todos en las redes sociales me asquean con sus comentarios y esas fotos retocadas. Ya el chat no tiene ningún sabor, ya leo los titulares y me cuestiono el maldito vicio de revisar la prensa. “Siempre está diciendo lo mismo”… (Pienso)

Ya todo es demasiado. Ya nada es mucho. Ya este cuento -que no es cuento- tiene que parar. Ya son evidentes las señales.

Si yo no hubiese tropezado tanto, quizás estuviera soñando lo imposible.

Anuncios

5 comentarios en “Terribles confesiones de un zombi

  1. Pingback: Historia de un alma hueca | Mis razones de Abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s