La Tercera Persona

Tercera PersonaInsomnio, ansiedad… El aire no me alcanza y yo exploto como una granada. Culpa o miedo quizás, no estoy segura. El caso es que no soy tanto y por estos días he estado débil, sensible, acaso triste… incompleta…

“Tienes que creer que sí eres una mujer muy fuerte”. Me dice siempre que tiene la oportunidad; y yo hasta le creo cuando veo todo lo que a diario enfrento. (Que no es nada, pero es mi realidad, la que yo escogí; pero una realidad que tuviera otros matices si no me la pasara casi todo el tiempo sola). La ansiedad se burla de mí; y ahora el insomnio. La taza de tilo, y hasta él aparecen todas las noches y entonces me desmorono. Y cuando veo a mi hija cada noche sonreir dormida pienso cosas… Entonces la beso como nunca antes había besado y he de besar a un ser humano y me convenzo de que soy fuerte. Soy fuerte sí, pero es innegable que a las dos, nos está haciendo falta la tercera persona.

Anuncios

Un comentario en “La Tercera Persona

  1. Pingback: Bendito él | Mis razones de Abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s