Cerrado por derribo

Teclado de ComputadoraTal cual leen. Mi blog estará cerrado un tiempo por derribo. No es que hayan censurado o boicoteado mi página -aunque este título pudiera sugerirlo- el problema va más allá. La que está derribada soy yo. Me derribo porque me importa mi entorno, porque en este tiempo otras suertes me esperan y son mi prioridad, y hoy, desde este sitio, nada resuelvo o resuelvo poco. Es necesaria la ausencia.

Derribarse duele. Duele como estos días han dolido en mis oídos palabras. Duele como saber que alguien sufre por tu culpa y a ti solo te resta disculparte, pero nunca arrepentirte de tus actos. Si te arrepientes te conviertes en cobarde, en alguien sin autonomía, sin capacidad de opinión. Duele como duelen las amistades – o los amigos- que creíste tener y que te demostraron ausencia, y ninguna llamada, o ningún mensaje en el buzón.

Derribarse duele. Hundirse duele. Pero es bueno en ocasiones tocar fondo. Permite recomenzar. Permite empezar de nuevo, nunca de cero. Solo empezar otra vez.

Este blog lo va a actualizar alguien con un significado inmenso para mí. Alguien que es más que un amigo y –a mi juicio- el mejor ser humano del mundo. (Aunque no perfecto porque se ha equivocado en elegir, pero he de respetarlo).

Escribiré poesía en las noches de insomnio, algún arrebato cuando la ansiedad sea más fuerte que yo, escribiré mis historias y me dejaré caer, escribiré con una botella de vino y tomaré cerveza si alguien me compra y me trae a casa una bien fría.

Me voy de Internet por un tiempo prolongado (un mes, quizás dos). Me voy a cuidar a mi hija. Me voy a cuidar a mi madre mientras reposa de una operación de fibromas en el cuello del útero. Me voy a echar a volar mis alas en otro espacio, en un encuentro con mi interior, en mi cuarto, en mi soledad, en mi vacío.

Esa persona tendrá el password de este blog y a través de una USB le haré llegar algunos post. Ese alguien especial hará que ustedes insistan en visitar este balcón de lirios, que desde una primavera lejana, sigue dando razones.

Acumulo crónicas de viaje, nostalgia de la “Tis Halia” que en algún momento la sentiré distante, melancolías, inconformidades, miedos, la sensación de ver cómo mi hija ya termina el segundo año de vida del Círculo Infantil, acumulo cuentos, poemas eróticos que escribo cuando en medio de la tesis de un reportaje sobre la producción de frijol en Artemisa, entran a estas páginas sin pedirme permiso y salen así medio locos, como debo ser yo.

Cuando regrese, mi ausencia no habrá dolido tanto, habré construido otro canal, habré creado otra alternativa. Es necesario seguir buscando opciones. Cuando regrese prometo avisarles que soy yo quien postea de forma directa, que no es esa persona “especial” que escogí para actualizar estas razones. Si comentan, prometo también -cuando regrese- responder uno a uno sus comentarios. No prometo más, porque de promesas nadie vive y casi todo cuanto se promete suele convertirse en utopía.

Cuando regrese, estaré más feliz porque habré recomenzado.

Anuncios

8 comentarios en “Cerrado por derribo

  1. No voy a darle al botón de “me gusta”, sería falso. A cambio le dejo unos versos del maestro:

    Este hacerse mayor sin delicadeza,
    esta espalda mojada de moscatel,
    este valle de fábricas de tristeza,
    esta espuma de certeza,
    esta colmena sin miel.
    Este borrón de sangre y de tinta china,
    este baño sin rimmel ni nembutal,
    estos huesos que vuelven de la oficina,
    dentro de una gabardina
    con manchas de soledad.

    Y para seguir hilando con las mismas artes le pediría que el lapsus no fuera mayor de 19 días y 500 noches.

    • Insonme mi corazón está maltrecho y ajado, cierro por derribo, pero tengo fe en q la ausencia no será mayor de 19 días y 500 noches, para seguir hilando con las letras del Maestro Sabina, a quien le robé el título para esta “despedida temporal”. Nos vemos ;)!!!!!!!!!!

      • Te esperare incesantemente. Eres una excelente madre y amiga cibernetica , quizas perfecta no pero si grandemente humana. Besos Johanna que todo salga bien.

      • Gracias Yane!!!!!!!! Hoy pude meterme por un huequito y revisar!!!! A mi tb me pareces una xcelente madre!!!! Tb eres muy buena amiga cibermetica!!! Nos seguiremos viendo. Mil gracias por quererme y leerme, tambien 😉

    • Si, lo sabía Carlos… me enteré el jueves pasado con un tal Carlos, tremenda persona él.. mientras conversabamos en el Café Cubita 😉 Beso!!!!!!!!!! Ahhh, no los dejo… si me voy no existo!!! 🙂

  2. Mucha carga emotiva Johanna, creo que en ocasiones la necesitamos. Pero sé de sobra que no te derribas, no con tanta lírica volcánica. Cuando escuche en la noches a Sabina, como una obsesión que me persigue a través del tiempo y los azares, me acordaré de ti. Ya volverás con tus lirios y tu sonrisa.

    • Gracias Sonia!!! La verdad… leer estos comentarios, el tuyo y otros tantos q me han dejado hacen q no me derribe… Gracias por pensar en mi en las noches en las q sabina t acompaña… seguiré pariedo razones desde este balcón de lirios, q solo florece en primavera 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s