13 de junio

Hoy desperté preocupada y con un único pensamiento: “Ojalá y haya llegado el agua, hace 21 días que no lavo y ya la ropa sucia hace colinas en el cesto donde la guardo”. Amanecí con sueño, le pregunté a mi madre en la cocina:

-¿Llegó el agua?

– Sí. Me dijo.

Cuando salí del baño escuhé a mi abuela preguntarle a mi madre si mi hermano iba a venir hoy.

“Contra, pero si hoy es 13 de junio, es el cumpleaños de mi madre”. Pensé. Salí del baño y le di un abrazo que duró unos minutos. Un abrazo bien apretado. Le dije con una sonrisa entre labios que no me matara por haber despertado y no haberle dado la primera felicitación.

Ella sonrió. Mi madre sabe de mis despistes, y además, es el ser humano más noble que conozco, sé que va a perdonar mi olvido. No sé si tenga gracia salir ahora a la calle y comprar un regalo (algo material) para que no esté brava conmigo. Esa no será la solución. Además, ya lo dije, mi madre tiene un corazón más grande que el cielo o más grande que Internet, como dice mi amiga Patricia 😉

En el día del cumpleaños de mi madre recuerdo otros de sus cumpleaños. Ella siempre tan esmerada en hacer la comidita, en reunirnos a todos, en tener ese día a sus dos hijos con ella; y hace dos años, a su nieta que hoy, roba más de la mitad de su corazón( hasta celos he llegado a sentir 😀 ).

Como nunca me han importado las fechas señaladas, quizás por eso pregunté primero al despertar si había llegado el agua, quizás por eso el día de las madres mi mamá recibió de mis manos un regalo, pero con la certeza de que le compré algo porque le hacía falta, no porque todo el mundo regala ese día.

A veces mi madre y yo no nos entendemos porque es demasiado buena, demasiado noble, demasiado dedicada, demasiado responsable, demasiado consciente, demasiado dulce, demasiado demasiado…

Pero cuando llego a algún sitio y alguien me identifica como la hija de la bibliotecaria, la hija de “la china”, y sonríen y todo el que la conoce solo puede decir cosas buenas de mi madre, no la juzgo por ser como es. Agradezco: a ella por educarme y enseñarme a comportarme, y a la vida por habermela regalado como madre. Mi madre.

Hoy 13 de junio, cuando mi mamá cumple sus 52 años mis palabras no alcanzan para escribir aquí tanto querer. Casualmente el 7 de junio, cuando festejan aquí el Día del Bibliotecario di a luz a mi hija -se la regalé coincidentemente- . Cuando mi mamá tuvo a ese bebé entre sus brazos jamás vislumbró mirada más tierna. Sus palabras aún me hacen eco:

– Ahora tú sabrás cuánto los quiero a tu hermano y a tí.

 

Anuncios

5 comentarios en “13 de junio

  1. Pingback: Cólera, ¡no me entres! | Mis razones de Abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s