Desvelo

Lirios-blancos“Para los momentos que traen ilusiones y dan azucenas a los corazones,
y dulces delirios, blancos, blancos lirios”.
Rubén Darío

1 y 16 de la madrugada. Una taza de tilo. Un silencio tácito que da sensación de un sitio deshabitado. Las paletas del ventilador viejo en la sala de mi abuela son la única cosa que hace ruido y mi “tic tic” en el teclado.

Esta noche de abril con aroma a lirios en la sala de mi casa viene vestida de nostalgia y melancolía. Solo si tuviera a quien contarle mis miedos no sentiría escribir de la soledad; esa mala amante que me ha condenado a pensar en alguien que se ha vuelto una especie de sortilegio.

4 y 26 de la madrugada. Se han agotado las letras. Se desvanece mi vista. Me he aburrido de leer, y del “tic tic” sobre el teclado.

En medio de todo esto te he visto como hombre y he sido capaz de cuestionarme. ¿O estaré medio loca, o tu cariño me está robando?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s