Te invito a champan

ChampanSi me quitas con arte el vestido
Te invito a champan.

Joaquín Sabina

Sí. Yo lo invito y él que pague 😉

Y lo invito porque nuestro recuerdos están cargados de abril, porque -él- es lo más sensible que he conocido, porque no hay maldad en su alma, porque no sabe ser mezquino, porque aunque no conoce mucho del periodismo, sabe escucharme, revisa mis trabajos, me sugiere temas, se ríe y se adentra tanto en mis cosas que en un tiempo lo voy a nombrar mi “corrector de prensa”.

Él me admira por cómo soy. Lo convertí en mi mejor amigo varón después de mi papá porque sé unos muslos despampanantes y unas piernas bien torneadas no fue lo que suscitó el inicio de esta relación; cuando en ese abril nos conocimos yo había perdido casi 15 libras de peso y parecía una gata trepadora de tejados dominada por el miedo y los ataques de ansiedad.

Tengo certeza de que nuestra amistad va más allá de un arrebato, de los días que hemos pasado sin vernos, de los pocos desacuerdos, de las confusiones, de las lágrimas…

Hace unos días mi vida tomó otro sentido cuando -él- supo ver que la costumbre no es el camino que nos lleva al éxito; y que muchas veces -o la mayoría de las veces- el pasado nada nuevo tiene para ofrecernos.

Cuando volví a ver sus ojos brillar; no esperé al cobro, pude llamarlo… y lo invité a champán 😉

Anuncios

5 comentarios en “Te invito a champan

  1. Pingback: El espacio de nadie | Mis razones de Abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s